Relación con las C.C.B.B

 

En esta asignatura el alumno no sólo adquirirá unos conocimientos técnicos, sino también unos hábitos de trabajo tanto individual como en grupo, adquiriendo valores. Por todo ello, la contribución de esta asignatura a las competencias básicas las podríamos centrar en:

 

Competencia cultural y artística.

Es la competencia que se vincula de forma natural a este ámbito de conocimientos. Nuestra materia proporciona un ámbito de vivencias, relaciones y conocimientos que hacen posible la familiarización con los diferentes códigos del Arte.

El desarrollo de esta competencia facilitará la interpretación crítica, por parte del alumno, de imágenes del entorno cultural, siendo sensible a sus cualidades plásticas, estéticas y funcionales. Además reconocerá la importancia de los valores culturales y estéticos del patrimonio que pueden apreciarse en el entorno local, andaluz y universal contribuyendo a su respeto, conservación y mejora.

Competencia matemática.

La evolución en los elementos de percepción y estructuración del espacio coopera de forma significativa a que el alumnado adquiera la competencia matemática. Esta competencia permite utilizar las herramientas matemáticas en la comprensión de los fundamentos de la Geometría. El estudio de la planimetría de elementos estructurales y del diseño de elementos ornamentales, ambos a través de ejemplos tomados de nuestro patrimonio ayudarán al desarrollo de esta competencia.

Competencia en el conocimiento y en la interacción con el mundo físico.

La adquisición de esta competencia se trabaja a través de las siguientes acciones: percibir el espacio físico en el que se desarrollan la vida y la actividad humana en el entorno inmediato, Interactuar con el espacio circundante. Ser consciente de la influencia que tiene el patrimonio en el espacio, las modificaciones que introducen y los paisajes resultantes. Valorar la importancia de que todos los ciudadanos se beneficien de la protección y conservación del patrimonio histórico y natural y se mantenga la solidaridad global e intergeneracional

Competencia en comunicación lingüística.

La competencia en comunicación lingüística se relaciona con el desarrollo de las habilidades y estrategias para el uso del lenguaje verbal como vehículo para la representación mental y la comunicación en el aula a la hora de comprender y transmitir informaciones vinculadas a datos, conceptos, principios, técnicas, materiales e instrumentos. La lectura de textos relacionados con contenidos de la materia permitirá familiarizarse con los comentarios y valoraciones de críticos e historiadores. También desde la creación de un glosario de términos para el alumnado se trabajará esta competencia.

Tratamiento de la información y competencia digital.

El tratamiento de la información y la competencia digital se ven enormemente favorecidas por los trabajos propios de la materia relacionados con la aplicación de recursos gráficos o informáticos. Supone utilizar programas que permitan realizar diversas actividades desarrollando actitudes relacionadas con el interés, por parte del alumno, para su uso autónomo y en grupo, así como la valoración de forma crítica y reflexiva de la numerosa información disponible, el interés por utilizarla como vehículo de comunicación, y, finalmente, la sensibilidad hacia un uso responsable y seguro.

Competencia social y ciudadana.

La dinámica prevista en la metodología del proyecto estimulará el trabajo en equipo y proporcionará situaciones propicias a trabajar el respeto, la tolerancia, la cooperación y la flexibilidad: se contribuye, por tanto, a la adquisición de habilidades sociales. También permite adiestrarse en el análisis del pasado histórico y de los problemas actuales

Competencia para aprender a aprender.

Implica esta competencia el inicio en el aprendizaje y la posibilidad de continuarlo de manera autónoma, tomando conciencia de las propias capacidades intelectuales, de las estrategias adecuadas para desarrollarlas y del propio proceso de aprendizaje

Desarrollar las habilidades que intervienen en el aprendizaje para conseguir que este proceso sea cada vez más eficaz y autónomo Todo ello implica aprender a trazar proyectos, a funcionalizar recursos, a valorar posibilidades, anticipar resultados y evaluarlos.

Autonomía e iniciativa personal.

Desde esta competencia se trabaja con el alumno de modo que pueda afrontar la adopción de soluciones distintas ante nuevos contextos. Por otras parte, se trata de que alcance la facultad de aprender de los errores y de proyectar los conocimientos adquiridos en productos nuevos, personales y originales

 

 

 

Acceso alumnado